Si tu madre dice que te ama, chécalo

Esta frase, atribuida a Arnold Dornfeld, editor nocturno en el ya desaparecido City News Bureau of Chicago, daba fe de su obsesión por la exactitud en las noticias que, tanto él como sus subalternos, reportaban. Piensa en la frase. ¿Qué puede haber más seguro en la vida que el hecho de que tu madre te ama? Absolutamente nada. O, al menos, es lo que crees. Es ahí donde la frase se traslada a todo lo que un reportero investiga. ¿Cuántas veces existe algo tan obvio que buscar comprobación parece una pérdida de tiempo? Ya sea por alcanzar el corte de la edición o por ganarle la nota al rival. En esta nueva era, donde los medios publican en línea las noticias casi en el momento en el que suceden, es más común ignorar esta frase. La información ya no nos llega solo por los medios tradicionales. La tecnología actual nos permite compartir información al instante, convirtiéndonos todos en reporteros, pero sin la formación, los valores o criterios necesarios para serlo. Si alguien lo publicó, debe ser cierto. Especialmente viniendo de un medio serio. ¿Quién publicaría algo sin verificarlo primero? ¿Quién inventaría una historia sobre un suceso real? ¿Por qué alguien que conozco y en quien confío compartiría en Twitter o Facebook algo que no es cierto? ¿Qué publicaciones trataremos de verificar? Por supuesto que no haremos mención a las notas de El Deforma, a menos que se trate de mostrar el origen de algo que ya esté circulando como cierto. Trataremos de enfocarnos en aquellas publicaciones que, por dolo o ineptitud, han sido publicadas como verdaderas. Nosotros no somos reporteros ni pretendemos serlo. Solo esperamos que este espacio te sirva para que, cuando leas cualquier cosa, recuerdes aplicar la lección de Arnold Dornfeld:  

«Si tu madre dice que te ama, chécalo»

 

¿Ya lo checaste?

logo o