Tania De la Garza: Sobre la respuesta del CONAPRED a la queja por «Presidente perdido» de Denise Dresser

Tania De la Garza conduce junto a Guadalupe Barajas el programa de radio Inclúyete, en Capital21. Es Abogada y mamá orgullosa de niño , . El siguiente texto es publicado con su autorización.

Hoy se conmemora el “Día Nacional en contra de la discriminación en México”. Día importante para muchos grupos vulnerables que luchan cada día para que les sean reconocidos y respetados los derechos inherentes a cualquier ser humano.

El día de hoy recibimos la respuesta a las quejas presentadas ante el #‎CONAPRED‬ por el artículo “Presidente Perdido” escrito por Denise Dresser, en el cual hace diversas “analogías”, otros lo han llamado “metáforas” y comparaciones del presidente de México con las personas con autismo.
Cabe señalar que de entrada, la respuesta no está fundada ni motivada como debe emitirse cualquier acto de autoridad y para terminar solo se traduce en la impunidad ahora en favor de Denise Dresser. Una politóloga que ha ganado su renombre por (supuestamente) ser activista en contra de la impunidad e influyentismo que caracteriza a México.
Desgraciadamente ahora vemos que Denise Dresser forma parte del mismo sistema corrupto, intocable y de “doble moral” que ha criticado incansablemente.

Para quienes no leyeron su artículo, les transcribo aquí algunos párrafos que consideramos discriminatorios, haciendo uso de comparativos carente de ética y humanismo, y llenos de ignorancia:

“Con ello el Presidente demuestra que padece un autismo político -con perdón para los autistas- que alarma y manifiesta todos sus síntomas. Como cualquier autista, ríe sin tener motivos aparentes para hacerlo; actúa como si estuviera sordo; no tiene ninguna apreciación del peligro; habita un mundo propio. Un mundo raro. Un planeta paralelo.

Pero como todos los autistas políticos, Peña Nieto enfrenta un déficit de sensibilidad. Al igual que los pobladores de mundos propios, se resiste al cambio y no cree que sea necesario llevarlo a cabo.
Por ello no sorprende que –como los autistas– tenga problemas para comunicar su mensaje. Por ello no llama la atención que –como los autistas– enfrente dificultades para entenderse con los padres de Ayotzinapa. Por ello es explicable que –como los autistasinsista en rutinas, rituales, movimientos repetitivos. No puede evitarlo, no puede controlarlo, no puede aliviar un mal que ni siquiera comprende.

Para mala fortuna de los mexicanos, el autismo es incurable. La enfermedad presidencial no tiene remedio ni salvación. Enrique Peña Nieto continuará exhibiendo la conducta que lo ha caracterizado, continuará demostrando la falta de realismo que lo ha acorralado, continuará viviendo la fantasia sobre sí mismo que Televisa le ayudó a elaborar y a vender”.

Recordemos que en la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, se establece lo siguiente:

Artículo 1.- Las disposiciones de esta Ley son de orden público y de interés social. El objeto de la misma es prevenir y eliminar todas las formas de discriminación que se ejerzan contra cualquier persona en los términos del Artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como promover la igualdad de oportunidades y de trato.

Para los efectos de esta ley se entenderá por:

III. Discriminación: Para los efectos de esta ley se entenderá por discriminación toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que, por acción u omisión, con intención o sin ella, no sea objetiva, racional ni proporcional y tenga por objeto o resultado obstaculizar, restringir, impedir, menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y libertades, cuando se base en uno o más de los siguientes motivos: el origen étnico o nacional, el color de piel, la cultura, el sexo, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, económica, de salud o jurídica, la religión, la apariencia física, las características genéticas, la situación migratoria, el embarazo, la lengua, las opiniones, las preferencias sexuales, la identidad o filiación política, el estado civil, la situación familiar, las responsabilidades familiares, el idioma, los antecedentes penales o cualquier otro motivo;

También se entenderá como discriminación la homofobia, misoginia, cualquier manifestación de xenofobia, segregación racial, antisemitismo, así como la discriminación racial y otras formas conexas de intolerancia;

Artículo 43.- El Consejo conocerá de las quejas por los presuntos actos, omisiones o prácticas sociales discriminatorias a que se refiere esta ley, atribuidas a particulares, personas físicas o morales, así como a personas servidoras públicas federales, y a los poderes públicos federales, e impondrá en su caso las medidas administrativas y de reparación que esta Ley previene.

Artículo 63 Quáter.- Dentro de los cinco días hábiles siguientes a la presentación de la queja, o al de su aclaración, se resolverá respecto a su admisión.

Artículo 63 Quintus.- Dentro de los cinco días hábiles siguientes a la admisión de la queja, las imputaciones se harán del conocimiento de la persona particular, física o moral, persona servidora pública o poderes públicos federales a quienes se atribuyan éstas, o a su superior jerárquico o al representante legal, para que rindan un informe dentro del plazo máximo de diez días hábiles siguientes al de la fecha de su notificación.

En seguida me permito adjuntar la respuesta carente de sustento legal (sin motivación ni fundamentación) que nos hizo llegar por correo electrónico el #CONAPRED el día de hoy, la cual no relaciona un solo artículo de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, dado que no están actuando de conformidad con la misma:

México D. F., a 19 de octubre de 2015.

Estimada Tania de la Garza Aguilar:

Por medio del presente, le informo que el 2 de octubre del presente año, se recibió en la Jefatura de Departamento de Orientación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) su petición en el cual sustancialmente se inconforma por las manifestaciones realizadas por la periodista Denise Eugenia Dresser Guerra en las que utilizó el término “autismo político” para realizar una crítica hacia el Presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos
Al respecto agradecemos que se sume al fortalecimiento de la cultura de denuncia y no discriminación. Cabe señalar que previamente a la recepción de su petición este Consejo tuvo conocimiento de los hechos planteados.
Por ello me permito puntualizar lo siguiente: El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación es un Organismo público descentralizado del Poder Ejecutivo Federal, sectorizado a la Secretaría de Gobernación, encargado de garantizar el derecho a la no discriminación de las personas que se encuentren en el territorio nacional, establecido en el artículo 1º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Ahora bien, este Organismo Nacional es respetuoso de todos los derechos humanos que asisten a las personas, entre ellos, al de la libertad de expresión, mismo que es fundamental en un Estado democrático, y por ello, está protegido por la Constitución y otros ordenamientos legales internacionales[1].
Por ello la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala que: “De particular importancia es la regla según la cual la libertad de expresión debe garantizarse no sólo en cuanto a la difusión de ideas e informaciones recibidas favorablemente o consideradas inofensivas o indiferentes, sino también en cuanto a las que ofenden, chocan, inquietan, resultan ingratas o perturban al Estado o a cualquier sector de la población”[2].
Asimismo, este Organismo está enterado de las disculpas externadas vía redes sociales e internet por la doctora Denise Eugenia Dresser Guerra con motivo de los hechos expuestos y la publicación de una aclaración y precisión en el periódico Reforma respecto al uso dado al término autismo.
No obstante lo anterior, considerando los hechos y el papel primordial de los medios de comunicación y de quienes participan en ellos para la construcción de una cultura a favor de la igualdad y no discriminación, así como del respeto de los derechos humanos de las personas con discapacidad, observando lo dispuesto en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, este Organismo a través del oficio de colaboración 007311, signado por la maestra Hilda Téllez Lino, Directora General Adjunta de Quejas y dirigido a la doctora Dresser se resaltó la importancia de que no se refuercen y reproduzcan prejuicios o estereotipos en agravio de las personas con discapacidad y la adopción de medidas para evitar el mal uso de términos que pudieran contribuir a la reproducción de estigmas y prejuicios, a fin de que quienes forman parte de ese colectivo no sean víctimas de exclusión o rechazo y, con ello, se evite la realización de conductas discriminatorias en su agravio.
También se le solicitó que durante las colaboraciones que realiza en los diversos medios de comunicación evite la utilización de términos y expresiones con un contexto similar y desde su ámbito profesional y periodístico promueva el uso de un lenguaje incluyente y con perspectiva de respeto a los derechos humanos de las personas con discapacidad, en apego a una cultura de igualdad y no discriminación, proponiéndole que en alguna de sus columnas difunda la importancia del lenguaje incluyente y la perspectiva de derechos humanos desde la cual debe visibilizarse a la discapacidad.[2] En respuesta, y adicionalmente a las disculpas antes referidas, la doctora Denise Eugenia Dresser Guerra se comprometió con este Organismo a contribuir al fortalecimiento de una cultura de igualdad y no discriminación, mediante el uso de un lenguaje incluyente y con perspectiva de derechos humanos de las personas con discapacidad.
________________________________________
[1]Como es el caso de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, los cuales han sido firmados el Estado mexicano.
[2]Botero Marino, Catalina, Relatora Especial para la libertad de expresión, “Marco jurídico interamericano sobre el derecho a la libertad de expresión”, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, 30 de diciembre de 2009, párrafo 31.
[2] Se puso a su disposición el documento denominado “Escrito sin Discriminación. Sugerencias para un periodismo sin etiquetas”.

Y así, con un amargo sabor de boca por el mal desempeño del #CONAPRED, (organismo que por cierto también se mantiene de nuestros impuestos), me despido solicitándoles que analicen y formulen sus propias conclusiones. Sin duda el “cuarto poder también actúa en ocasiones como una parte del gobierno que tanto critica, pero eso si, tienen el control para publicar SOLO lo que a ellos les conviene, seguramente piensan que esto es peccata minuta.
Si coincides conmigo por favor COMPARTE esta información. ‪#‎autismo‬‪#‎PcD‬ ‪#‎sintags‬ ‪#‎dianacionalencontradeladiscriminacion‬ ‪#‎INCLÚYETE‬‪#‎inclusión‬ ‪#‎dinoaladiscriminacion‬

Comentarios